Ir al contenido principal

Entradas

Estos días queremos hablar de Francisco Butinyà y queremos invitaros a la conversación. Si quereis participar enviadnos un pequeño texto (3 o 4 líneas) sobre quien es el para ti o que has descubierto de él y una imagen tuya o alusiva al texto que envias. Enviarlo al mail: butinya2019@gmail.com TE ESPERAMOS EN LA CONVERSACIÓN ...



El 18 de diciembre de 1899 muere F. Butinyà en Tarragona. Hoy seguimos sus huellas...

Traductor

Francisco Butinyà

Nació el 16 de abril de 1834 en  Banyoles (Girona-España). Hijo de una familia trabajadora, fue jesuita, intelectual e impulsor social. Un hombre que el siglo XIX supo ver lo que otros no vieron.
Su preocupación por la situación de las mujeres pobres de su tiempo le llevó a fundar junto a Bonifcia Rodríguez la Congregación de las Siervas de san José para ofrecer una respuesta a esas mujeres.  PARA SABER MÁS
Entradas recientes

Luzon Cluster

Alumn@s 2º ESO Lengua del Colegio Sagrada Familia de Alicante (España)

¿Qué admiramos de Butiñá los jóvenes del siglo XIX? Guía de mujeres y jóvenes. Entregó su vida a los demás fundando talleres, apoyando a trabajadores, mujeres y niños. Crítico con la sociedad de su tiempo en la que no eran respetados los derechos más básicos. Pero, lo más importante: Tenía fe en su proyecto. Buscador de sueños: apostó por la construcción de un mundo mejor.

Alumnas y Alunmos del Colegio San José de Palencia (España)

Duro trabajo, mera dedicación, moviendo pobreza, afectado por la corriente integrista y las persecuciones y destierros de esta misma; su intención por ser un referente de espiritualidad, consagración y esfuerzo diario para todos los jóvenes en desempleo nunca decayó, siempre se mantenía firme frente a sus decisiones de vida. Junto con Bonifacia, consiguieron levantar los cimientos de esta congregación que a tanta gente ha ayudado, la Congregación de las Josefinas. (Alma Infante)


Francisco Javier Butiñá fue nombrado sacerdote en 1866; fue un paso muy importante en toda su vida sobre todo como creyente. Visitó incontables pueblos predicando. En 1874, junto a Bonifacia Rodriguez Castro, fundó las Siervas de San José. En conclusión, Butiñá fue un buen un buen hombre que ayudó a mucha gente y es la persona que fundó mi colegio. (Alba Gutiérrez Triana)


Butiña ayudó a muchas personas, también viajó en algunas ciudades como Salamanca. Fue profesor de matemáticas, física y ciencias naturales. T…

Colegio Sagrada Familia - Siervas de san José Salamanca (España)

“La tarea que iluminar es, tantas veces, agacharse a juntar letras, enseñar a sumar, dejar limpia un aula, recibir a quien entra, contar y fotocopiar… Para que el trabajo sea casa, y oración, lugar de encuentro; y de encuentro con Dios. Hoy hacemos memoria agradecida desde Salamanca”.

Alumn@s de Valencià 4 ESO Colegio Sagrada Familia Alicante (España)

ELS SEUS BONS DESITJOS:  Fer feliç a la gent.  Reconciliar persones distants.  Ajudar els necessitats.  No criticar els defectes dels altres.  Compartir amb la resta el que tenim.  Esforçar-se per a millorar com a persona.  Ser solidari.  Canviar les injustícies del món.  Bondat amb tots i davant de tot.  Unir la gent per a ser més forts.  Tenir sempre viva l´esperança.  Imaginar un món millor.  No mirar cap a altre costat quan ens necessiten.  LlunY la frustració i el pessimisme.  Ànim per a no rendir-se davant les dificultats.

Familia Butinya Almeida (Banyoles- España)

La figura del Padre Butiñá nos ha acompañado a lo largo de todos estos años, tanto en nuestro entorno familiar como en el laboral, haciéndonos reflexionar sobre las dificultades extremas que él tuvo que afrontar a finales del siglo XIX. En aquellos tiempos, la industrialización generó un mundo obrero que nacía y crecía empobrecido. En la actualidad también nos encontramos frente a dificultades como las que vivió el Padre Butiñá, en un mundo donde el desarrollo tecnológico ha provocado la automatización de miles de puestos de trabajo, con las consecuencias sociales que eso conlleva. Ahora más que nunca tenemos que recordar las ideas del Padre Butiñá, mirando de ser compasivos y empáticos con la gente que sufre dificultades, y proactivos en la búsqueda de un futuro mejor para todos.







Zona de los archivos adjuntos

Carles Soler Perdigó, obispo emérito de Girona (España)

El Padre Butiñá, allí donde se encontraba, propagaba a todas las personas que trataba el fuego que ardía en su corazón sacerdotal: la verdad, la justicia, la caridad más exquisita. Predicador notable y director de ejercicios espirituales, alargaba y ampliaba sus sermones en la multitud de folletos i artículos que, además de los libros, legó a publicar. 

Comunidad Taller, ssj Casa Provincial España (Madrid-España)

Hoy, que nos sabemos viviendo una experiencia carismática, agradecemos a nuestro fundador su modo de leer los signos de los tiempos y de discernir el querer de Dios, su aporte profético y audaz a la dignificación del trabajo a través del Taller, su espíritu emprendedor y el impulso dado a las dos congregaciones, Hijas y Siervas de san José.  Siguiendo sus pasos, lo recordamos con gozo y agradecemos su audacia y valentía, su gran sensibilidad social.

Elizabeth Carrasco, Laica Josefina (Cochabamba- Bolivia)

¡Querido Padre Francisco Butiña!  Quiero agradecerte por enseñarme a dar valor a lo más sencillo, al trabajo más humilde que te permite ganar el pan de cada día.  Estas son las manos de mis padres, trabajadores manuales humildes que hacen de su trabajo cada día una oración a Dios.  Gracias por tu enseñanza Butiña.

Proyecto Hilandera (Málaga- España)

Desde Proyecto Hilandera, nos unimos a la celebración de Francisco Butiñá, agradecemos enormemente que para él la mujer, la mujer si empleo fuera importante y que pensara que era necesario cualificarla y dotarla de herramientas para que dignamente se pudiera ganar su salario.  Hoy aquí estamos en Malaga, intentando llevar a cabo en el 2019 tu preciosa intuición, también es difícil abrirse camino en el mundo de la industria textil pero nosotras queremos apostar por un trabajo realizado en condiciones dignas, de familia donde con nuestro trabajo serio y responsable podamos cambiar la realidad que cada una tenemos y que poco a poco más mujeres se puedan beneficiar y disfrutar de un puesto de trabajo donde las condiciones laborales son las justas, vivimos en una sociedad competitiva y de consumo que nos lleva a no valorar el trabajo bien realizado y creemos que es muy importante que a la vez colaboremos con el medio ambiente .